Comentarios

  1. Daniel  septiembre 18, 2019

    Buenos dias, Elena y Cocua.
    ¡Que bonito articulo!, me ha dado mucho placer volver a leer y recordar al singular Capitan Kurt, debio ser una gran y buena persona, como pude intuir en su libro «La Vuelta al mundo sin prisas», una forma mas relajada de realizarla y la que veo mas factible ultimamente.
    Me ha recordado aquellos correos que intercambie con Elena en el año 2010 y 2011 primero para interesarme por la venta del Nicole y despues para enviarle una entrevista que le hicieron el contra de La Vanguardia.
    En aquella ocasion Elena me comento que Kurt se queria sacar el carnet de avioneta y asi empezar una nueva aventura, que pena que no pudiese inicarla.
    Pero bueno creo que los ultimos 20 años de su vida fueron muy felices y placenteros.
    Tengo pendiente acercarme un dia a Altea y visitar La Mascarada (estuve un fin de semana pero me lo encontre cerrado) y el pequeño museo dedicado a el y tomarme una cerveza brindando y recordando al buen Capitan Kurt.
    Abrazos, Daniel Tribaldos.

    responder
  2. Elena Serrano  septiembre 18, 2019

    Muchas gracias por tus palabras, Cocúa!

    Me encanta cada vez que me sorprendes con tu visita en Altea y entras al bar gritando “taberneraaaaa!!!”

    Sólo puedes ser tú! Jajajajaja

    responder

Añadir un comentario